Seguros de viaje

¡Ahorra hasta el 50%!

 

Contáctanos por teléfono o Whatsapp ¡Disponibles las 24 horas, todos los días!

 

 

 

Clasificación de los cruceros

 
  • Barcos pequeños: hasta 10.000 Tn
  • Barcos medianos: de 10.000 Tn a 40.000 Tn
  • Barcos grandes: de 40.000 Tn a más de 100.000 Tn
 

La velocidad de la mayoría de estos barcos de cruceros oscila entre los 19 y 25 nudos.

 

Sus capacidades en número de pasajeros se sitúan entre los 100 a más de 3.000 personas.

 

Reservas

 

Se recomienda realizar las reservas con suficiente anticipación para tener mayores posibilidades de elegir barco, itinerario y mejor ubicación del camarote.

 

Antigüedad del barco

 

Conviene informarse si el barco tiene más de 10 años y si ha sido remodelado.

 

Cómo elegir camarote

 

En los barcos construidos en los últimos 10 años los camarotes son de parecidas dimensiones y decoración, con excepción de los camarotes de lujo, individuales o especiales para minusválidos. Las diferencias de precios se basan en las categorías: interior (sin ventana), y exterior -o vista al mar- (con ventana), y en su ubicación en cubiertas inferiores o superiores, más cercanas al centro o en los extremos (proa y popa). Todos los camarotes se encuentran generalmente por encima de la línea de flotación.

 

En los cruceros de última generación se ha dado especial valoración a un mayor confort en los camarotes, y una marcada tendencia a un mayor número de estos con vista al mar, siendo gran parte con balcón, denominados exteriores de lujo. También ha aumentado el número de suites, y entre éstas se han establecido diferencias de tamaño y ubicación, siempre en función de mayor comodidad y confort para los pasajeros.

 

En los barcos de mayor antigüedad los conceptos de dimensión y espacio son diferentes.

 

Por lo general el crucerista pasa la mayor parte de su viaje en las zonas de entretenimiento y aire libre del barco, utilizando el camarote solamente para dormir o descansar, y prepararse para las diferentes actividades programadas. Por estas razones no se considera de vital importancia que éste sea interior o exterior, más allá de la preferencia por la luz natural durante el día.

 

Es conveniente elegir un camarote lo más cercano posible al centro del barco para neutralizar los movimientos normales de la navegación y, en los cruceros más antiguos, alejado de las zonas de posibles ruidos, como salones de fiestas, discoteca, sala de máquinas y ascensores. La sala de máquinas se encuentra ubicada en la popa del barco en la cubierta inferior.

 

Con respecto a la capacidad, un camarote puede alojar a dos personas. En la mayoría de los barcos hay también camarotes para tres y cuatro personas. Para cinco pasajeros hay muy pocas compañías que disponen esta capacidad en sus barcos, por lo cual, en caso de necesitarlos, se recomienda hacer la reserva con la mayor anticipación posible.

 

Para pasajeros con problemas de movilidad o necesidades especiales existen camarotes adecuados, pero dependiendo de cada barco, por lo cual se aconseja procurarse información previamente.

 

La elección de la compañía naviera

 

Para el crucerista de habla hispana es preferible elegir una compañía española, o con mentalidad y ambiente español o latino. Por eso es conveniente tener en cuenta: el idioma oficial del barco y/o de otros que se utilicen; la nacionalidad de los oficiales y la tripulación, y del personal de servicio, así como de los animadores, tanto infantiles como de actividades para adultos. Los espectáculos en general son musicales y visuales, por lo cual no existe una barrera idiomática que dificulte la posibilidad de disfrutarlos. Con respecto a las comidas, es bueno conocer el estilo de la cocina de la compañía elegida así como su nivel de prestigio. En caso de necesitar un régimen especial de comidas es conveniente hacerlo saber en el momento de la contratación del crucero, o con la mayor anticipación posible en caso de que la necesidad surja posteriormente.

 

Independientemente de lo mencionado existen barcos que por sus características, recorrido, prestigio de la compañía, alto nivel en sus servicios, etc., hacen igualmente que un crucero de vacaciones sea un viaje de placer inolvidable, aunque su ambiente no sea enteramente español o latino. Viajar con personas de todas partes del mundo es enriquecedor, y el especial ambiente del crucero facilita el contacto y la socialización.

Recuerda contratar tu seguro para viajes en crucero

Planes de seguros de viaje y asistencia al viajero